domingo, 11 de mayo de 2014

Robert Harvey

Nacido en 1924 en Lexington, Carolina del Norte, desde niño tuvo clara su pasión por la pintura, que le llevó a estudiar bellas artes en Sarasota y San Francisco. Casado con Flora Pennington, enviudó con tan solo 30 años. Decidió abandonar Estados Unidos, por miedo de que a su hijo Marc lo alistaran en la guerra de Vietnam. Vivió en Tánger donde conoció a la generación beat y fue gran amigo de la multimillonaria Barbara Hutton, con la que -según me contó- atravesó España, viajando en dos automóviles (uno para ellos y otro para el equipaje y las doncellas).

Tras residir en diversos países, se afincó en 1973 en una antigua casa -la Huerta del Ángel o de don Matías, llamada así por haber pertenecido al virrey Matías de Gálvez- en las afueras del tranquilo pueblo de Macharaviaya. Restauró la vivienda con esmero y vivía integrado en la vida rural, pero viajaba ocasionalmente a Estados Unidos para ver a sus amigos, entre ellos personalidades como Vincent Price, Eva Marie Saint, Lawrence Ferlinghetti, Tony Randall.

Robert Harvey, Primavera en Macharaviaya, acrílico sobre lienzo, 2002
Su casa estaba siempre abierta: nunca faltaban una buena conversación y una botella de ginebra.

Su pintura, muy influencia por el pop-art, el cine y la fotografía, ha sido objeto de numerosas exposiciones. Fallecido en Macharaviaya en 2004, sus numerosos amigos mantienen su recuerdo y su legado artistico.

Enlazo un vídeo realizado por Quijada producciones:

No hay comentarios:

Publicar un comentario